Inicio » Gastronomía » Los platos más típicos de Andalucía

Los platos más típicos de Andalucía

Pocas dudas caben de que la gastronomía española es de las mejores de todo el mundo. Hoy, te contamos cuáles son los platos más típicos de Granada, porque, dentro de la gastronomía española, la andaluza (y la de Granada) es de lo mejorcito que tenemos. ¡Vamos allá!

Los platos más típicos de Andalucía

El gazpacho

El primero de los platos no podía ser otro que el gazpacho andaluz. Este plato suele ser definido como una mezcla que está a caballo entre la sopa y la ensalada, y que se utiliza como refresco en los meses de verano.

El hecho de llamarlo gazpacho andaluz es porque es muy popular en esta región, pese a que no está demostrado que naciera aquí. No obstante, algunos estudiosos sí consideran que su origen se ubica en Sevilla (aunque esto no es algo que esté demostrado).

Hay que mencionar que, a pesar de que el gazpacho más popular es el de tomate, no todos los gazpachos llevan esta hortaliza. En el gazpacho andaluz también podemos encontrar gazpachos blancos, que no lo tienen. Por ejemplo, el gazpacho blanco cordobés.

En general, los gazpachos blancos son más típicos de la región de Málaga, Córdoba y Granada, los verdes son más recuentes en Sierra Morena y en la Sierra de Huelva, y los rojos son más habituales en la parte de Andalucía occidental.

Como ves, hay una gran cantidad de variedades dentro del gazpacho andaluz, por lo que hay todo un mundo culinario que descubrir. En GazpachoAndaluz.Top puedes encontrar las mejores recetas para hacer gazpacho andaluz.

El salmorejo

El salmorejo se suele confundir con el gazpacho, pero no son lo mismo. Cuando hablamos de salmorejo, hablamos de una crema que se sirve como primer plato, y que es típico de Córdoba.

El plato consiste en pan machacado, a la que se le añade ajo, aceite de oliva, sal y tomates. En este sentido, su composición se parece a la del gazpacho, pero, dado que se añade pan, el resultado es mucho más cremoso, pareciendo más un puré que una bebida.

En general, el salmorejo se sirve con pedacitos de otros alimentos, como picatostes, migas de huevo duro o virutas de jamón. Como puedes ver, se trata de un plato tradicional de muy bajo coste, puesto que, como tantos otros, tiene su origen en las clases populares

Como en el caso del gazpacho, se trata de un plato muy nutritivo, bajo en calorías y que aporta una gran cantidad de energía a la persona que lo consume, sin que ello implique una alta ingesta de grasas (aunque sí de carbohidratos en el caso del salmorejo, puesto que incluye pan en su elaboración).

El ajoblanco

El ajoblanco es una sopa fría muy popular en las zonas de Granada, Jaén, Córdoba, Málaga y Almería, aunque también es habitual en toda Extremadura. Por tanto, podemos considerar que se trata de un plato de buena parte del sur de España.

Los ingredientes para hacer este plato son pocos y sencillos: Pan, almendras molidas (aunque, en tiempos de escasez, se utilizaba harina de habas secas), ajo, agua, aceite de oliva y sal (y, en ocasiones, vinagre).

Se suele acompañar con pedazos de melón o uvas, aunque no es imprescindible. El ajoblanco, en sí mismo, es la sopa fría, no los añadidos.

En cierto sentido, se le viene considerando una variante del gazpacho andaluz, puesto que sigue manteniendo los mismos ingredientes básicos. Sin embargo, dadas las demás características del plato, se le ha llegado a considerar algo totalmente distinto.

Otro punto importante es que las diferentes versiones del ajoblanco varían enormemente en su presentación. Por ejemplo, el ajoblanco de Málaga tiene una apariencia de sopa, mientras que el ajoblanco de Almería tiene una apariecnia mucho más emulsionada, parecida al alioli.

Las migas

Por último, otro de los grandes platos típicos de Andalucía son las migas. De hecho, junto al gazpacho, este puede ser el plato más conocido de toda Andalucía. Y, además, está riquísimo.

Las migas son una preparación típica de los pastores, y se hace con pedazos de pan tostado que se acompañan con diferentes carnes y verduras picadas.

En la versión más básica, las migas consisten en sofreír con ajos y aceite los trozos de pan duro que habían ido sobrando, tras haberlos humedecido con agua. Ahí se doran y, después, se acompañan con alimentos que pueden ser salados o dulces.

Se trata de un alimento de origen humilde que, por su composición, permite alimentar completamente a quien lo toma con una sola comida. De ahí que fuera un plato muy recurrente entre los pastores durante la trashumancia.

Como puedes ver, la gastronomía andaluza es excelente, y, dentro de ella, los platos típicos de Granada son una auténtica maravilla. ¡Esperamos que este artículo te haya resultado de interés y puedas sacarle el máximo partido!

Sobre Celia

Diplomada en Turismo e ILSE. Dicen que la curiosidad mató al gato, a mí me mantiene bien viva. Enamorada de GranHada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LA AGENDA DE GRANADA EN TU BOLSILLO

Suscríbete a los más de 5.000 personas dentro de nuestra comunidad y recibe en tu email los eventos más destacados que tienen lugar en Granada capital y provincia.

Además, sólo por apuntarte, recibe GRATIS UN REGALO..

“GUÍA GRATUITA 30 COSAS QUE HACER EN GRANADA
SIN GASTARSE UN CHAVICO”